El lenguaje corporal del gato

Mucha gente piensa que un gato es un animal relativamente frío. De hecho, en muchos casos, te enviará algunas señales a través de su cuerpo. ¿Lo has recibido? ¿Tú lo entiendes? Hoy aprenderemos un lenguaje corporal simple:

1. Las orejas del gato apuntan hacia adelante, lo que indica que siente mucha curiosidad por la persona que tiene delante. En este momento, puedes estirar la mano lentamente para ver si el gato se acerca. Un gato tímido lo olerá con cuidado y algunos gatos pueden frotar su mano.

2. Las orejas del gato están erguidas y el cuerpo se sienta erguido, lo que demuestra que está muy alerta o que está a punto de cazar.

3. Si tu gato se agita junto a la ventana o hace algún ruido, es probable que haya visto alguna presa.

4. El gato arquea el lomo y el pelo revienta, lo que indica que se siente asustado. Es mejor no abordarlo en este momento.

5. El gato está rodando por el suelo, lo que indica que se está preparando para jugar contigo. Espera que puedas masajearle el abdomen o hacerle cosquillas.

6. Cuando el gato frota los muebles o tus piernas, en realidad deja un olor. Esto significa que se han identificado con esta familia y deben marcar sus posesiones.

7. A los gatos les gusta acurrucarse en cajas pequeñas, porque esto los hará sentir seguros. Sienten que el enemigo no puede encontrarse a sí mismo, pero al mismo tiempo puede permanecer alerta.

8. Si las patas del gato están presionadas sobre su estómago o acostado, significa que se siente muy cómodo y, en ocasiones, emitirá un agradable ronroneo.

9. Si el gato te apunta con el trasero, no te enojes. Esto demuestra que confía en ti y cree que eres su amigo.

El gato es una especie de elfos que son naturalmente sensibles y necesitan cuidados. Nunca intente descifrar los pensamientos de los gatos de una manera humana. Tienen su propio idioma. Solo entendiendo esto pueden realmente entrar en sus corazones y convertirse en sus amigos y familiares. Después de leer este artículo, ahora puedo entender algo del lenguaje de los gatos. Pero esto es solo un poco de piel. Se necesita más paciencia para establecer su lenguaje común en la vida diaria.